/TIGRES GANA EL GRAN CLÁSICO REGIO Y SE CONVIERTE CAMPEÓN DEL APERTURA 2017.

TIGRES GANA EL GRAN CLÁSICO REGIO Y SE CONVIERTE CAMPEÓN DEL APERTURA 2017.

MONTERREY, N.L., 10 de Diciembre.- La edición 115 del Clásico Regio fue para el equipo de Tigres de la UANL, al derrotar 2-1 al Monterrey en la final de la Liga Mx y convertirse en el Campeón del Fútbol Mexicano, partido desarrollado en el Estadio BBVA, casa de los Rayados.

Ante un estadio completamente rayado y dando un espectacular partido tras ir abajo en el marcador, los dirigidos del Tuca Ferretti, consiguieron su sexto título, pero siendo este último el más importantes al imponerse ante su acérrimo rival.

Desde el principio del encuentro los dirigidos por el Turco Mohamed, jugaron con agresividad ofensiva para conseguir abrir el marcado e inmediatamente en el minuto 2, César Montes, mandó pase despejado que cayó en los pies de Rogelio Funes Mori, quien en una jugada difícil de espaldas al arco, mandó un pase que recibió Dorlan Pabón, quien mandó un disparo hacia el poste venciendo al arquero felino y poniendo el marcador 1-0 para los Rayados.

Como balde de agua helada, los rayados se perfilaban a una victoria y conseguir el campeonato, situación que complicó en gran parte del partido el desempeño de Tigres, quien por momentos se desesperó.

Sin embargo los felinos, no bajaron los brazos y con prácticamente tres cuartos de partido buscaron el gol del empate que llegó al minuto 30, Eduardo Vargas, de media luna, mandó un disparo certero que sirvió para vencer al arquero Hugo González, para así poner la pizarra 1-1.

Con este marcador el ánimo de Tigres rugió y al minuto 34 en un centro al área Francisco Meza, de cabeza, envió el esférico al fondo de las redes, poniendo el marcador 1-2 para los de Tigres.

Para el segundo tiempo no cambio mucho el panorama ya que los del Tuca salieron a echarse un poco atrás pero sin descuidar la línea ofensiva encabezada por el francés Gignac, mientras que los de la pandilla buscaron con desesperación el gol del empate ante un estadio apagado por su afición.

El arquero de Tigres durante esta segunda mitad, Nahuel Guzmán, fue pieza clave en el resultado al evitar que el balón llegara al fondo de las redes, pero fue en la recta final del partido que el silvante, marcó Penal en favor de Monterrey, que pudo ser el respiro o el campeonato de Tigres.

El penal fue marcado por Avilés Hurtado quien, mandó el esférico por enciman de la portería y dio el título a los de la UANL.