/VISITARÁN CNDH Y CODHEM 11 CENTROS PENITENCIARIOS MEXIQUENSES

VISITARÁN CNDH Y CODHEM 11 CENTROS PENITENCIARIOS MEXIQUENSES

*Durante dos semanas recorrerán las instalaciones para conocer las condiciones de los internos

 
Toluca, México, 21 de agosto de 2017.- Como parte de las acciones del Diagnóstico  Nacional de Supervisión Penitenciaria 2016, durante dos semanas, Visitadores Adjuntos de la Tercera Visitaduría General de la CNDH, junto con personal de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (Codhem) visitarán once centros de prevención y readaptación social mexiquenses.
 
El Visitador Adjunto de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Teodoro Valdés Alonso, detalló que supervisarán los penales más grandes de la entidad mexiquense, así como otros pequeños incluida la Penitenciaría Modelo, para conocer avances en la atención de las necesidades de los internos, además de dar a conocer al personal de la Codhem, las guías y formatos
 
Acompañado por sus homólogos, Víctor Vázquez y Humberto Petit, señaló algunos resultados del diagnóstico, entre los que resalta que el promedio nacional de la evaluación es de 6.27 puntos de una calificación máxima de 10, y el Estado de México se ubicó en 6.40 puntos.
Ante el Visitador General de Supervisión Penitenciaria de la Codhem, Ricardo Vilchis Orozco, expuso que la deficiencia en la cobertura de plazas del personal de seguridad es uno de los problemas que se detectó a nivel nacional, y lo último que se corrompe es el personal de las áreas técnicas, lo cual se refleja cuando se cobra por algún procedimiento o trámite para el expediente.
 
Asimismo, recalcó que la sobrepoblación es el factor que detona todas las problemáticas al interior de los penales, por ejemplo, las instalaciones resultan insuficientes, conlleva al autogobierno, entre otras situaciones que afectan los derechos de los internos.
 
Valdés Alonso, comentó que se encontró en los penales federales, que mientras un interno tenga acceso a la familia, a un abogado, a horas de sol y al alimento, es difícil que presente alguna queja; sin embargo, en México, el 25% de la población penitenciaria sentenciada es reincidente.